Proyecto Pedagógico

 

En Montessori Villa Antonio – Burguillos de Toledo seguimos la pedagogía tal y como María Montessori la creó. El adulto trabaja individualmente con cada alumno, según sus periodos sensitivos y prestando gran atención a sus potencialidades. Además, Montessori permite el trabajo de las inteligencias múltiples debido a la transversalidad de los materiales. 

 

María Montessori describió el fenómeno de la mente absorbente en el periodo de 0 a 6 años. Gracias a este proceso el niño en esta etapa tiene un gran poder de aprendizaje, especialmente en el lenguaje, el orden y el refinamiento del movimiento y de los sentidos.

 

El currículo en Montessori Villa Antonio – Burguillos de Toledo llega más lejos que el currículo oficial. Queremos que nuestros alumnos se conviertan en hombres y mujeres de su tiempo y espacio, sin limitar sus ansias de aprendizaje en ningún área. Siempre sin olvidar sus características psicológicas y de desarrollo y sus periodos sensitivos.

 

EL PAPEL DEL ADULTO. En nuestro centro dos personas comparten el ambiente con los niños: el guía y el asistente. En Montessori Villa Antonio – Burguillos de Toledo, el adulto tiene la responsabilidad de guiar al niño en su crecimiento, creando un vínculo entre este y el ambiente y favoreciendo su autonomía e independencia. El guía presenta el modo de trabajar con los materiales y el niño es libre de aprender con cada uno cuando necesite, respetando su libertad.

 

Esta libertad con límites es uno de los pilares de la educación Montessori, donde nuestros alumnos asumirán la responsabilidad de sus actos a la vez que trabajan en libertad, sin interrumpir el trabajo de otros o colaborando en proyectos comunes según la actividad a realizar.

 

EL MATERIAL MONTESSORI. El ambiente está adaptado a los niños, a su edad, tamaño y capacidades. ¿Y el material? María Montessori dedicó 30 años al estudio de los niños de educación infantil, y fruto de ese estudio creó lo que conocemos como material Montessori. Diseñado con método científico, es exacto, preciso y con uso y finalidad concretos. Cada material tiene un propósito definido y favorece la repetición para el aprendizaje. Otra característica es que en todo ambiente preparado sólo hay una unidad de cada material. Si un alumno quiere trabajar con un material que está usando otro niño, deberá esperar…, lo que ayuda a trabajar el respeto, a modular la voluntad y desarrollar la autodisciplina.

 

LOS NIÑOS EN MONTESSORI. En nuestro centro de Burguillos de Toledo creemos en el maestro interior del niño. Ese que, como describió María Montessori, le guía hacia el aprendizaje mediante la autoconstrucción. El niño realiza este proceso mientras experimenta, toca, observa, se equivoca y aprende de ese error, trabajando el orden, la concentración, la exactitud…con responsabilidad y autodisciplina.

 

LOS PAPÁS EN MONTESSORI. El acompañamiento de los padres es básico en Montessori Villa Antonio – Burguillos de Toledo. Por esto, papás y mamás estáis invitados a participar en los talleres que nuestro equipo docente impartirá a lo largo del curso. Desde el acompañamiento en casa hasta otros enfocados en áreas para que conozcáis cómo trabajan vuestros hijos.

 

Además, favoreciendo la colaboración de las familias en la educación de sus hijos animamos a los padres y madres a participar aportando opiniones, sugerencias o actividades en calidad de voluntarios; como puede ser cuidado del huerto, actividades al aire libre, talleres de cocina o de oficios… Si estás interesado, ¡envíanos tu propuesta! a info@montessoritoledo.es 

 

LA ASOCIACIÓN MONTESSORI INTERNACIONAL. El nombre “Montessori” es de titularidad pública, lo que hace que cualquier entidad que lo desee pueda usarlo, y de ahí la variedad de centros educativos Montessori. Sin embargo, María Montessori creó en 1929 la Asociación Montessori Internacional (AMI) con el fin de que los centros que quisieran adoptar su metodología pudieran mantener los estándares de calidad de esta enseñanza.

 

En Montessori Villa Antonio – Burguillos de Toledo creemos necesario seguir los principios de la AMI para que el método no pierda la calidad y la excelencia con que fue creado, por este motivo tanto el centro como el personal se adecuan a las exigencias AMI.